La iguana Eco Resort

Bajo la sombra de gigantescos arboles de corotú, rodeada del exuberante verdor del café, y prisionera de una de las regiones más bellas de Panamá, se encuentra La Iguana Eco Resort. Ella recoge la magia de la montaña penonomeña en un ambiente cómodo y seguro.

La Iguana Eco Resort es un proyecto familiar que comenzó hace unos años como una propuesta alternativa en una pequeña granja lechera localizada en Churuquita Grande. Sus propietarios apostaron al cambio, asumiendo los riesgos que implicaba una actividad desconocida para ellos como era el turismo agro ecológico y el cultivo del café. La pequeña granja experimentó un profundo cambio: el ganado fue retirado en su totalidad, los pastizales fueron sembrados de arboles maderables, surgieron jardines y cafetales por doquier, y las profundas cañadas boscosas, tan comunes en esta parte de la geografía, fueron habilitadas como senderos ecológicos. La fauna silvestre se reforzó con la ejecución exitosa de programas de repoblación de iguana, mono titi y ñeque. A las antiguas instalaciones lecheras –galeras, bretes, bebederos, etc.— se le dio un nuevo uso acorde a la nueva funcionalidad.

El 16 de febrero de 1996 el Albergue abrió finalmente sus puertas ofreciendo una variada y novedosa propuesta turística: senderismo, aventura y buena comida. La aceptación fue inmediata. La primera semana fue visitada por más de 2000 personas. Al finalizar el primer año los visitantes llegaban ya a las 30.000 personas.

En los siguientes dieciséis años los arboles han crecido hasta tocar el cielo, la fauna se ha instalado y se pasea libremente, las fuentes de agua han aumentado su transparencia y caudal, la infraestructura de hospedaje y alimentación se han modernizado, pero manteniendo su esencia campestre, ambientalista y familiar.